El infierno de las niñas víctimas de Trata de Personas y el show de las damas fifís por comentarios misóginos

El infierno de las niñas víctimas de Trata de Personas y el show de las damas fifís por comentarios misóginos

octubre 8, 2019 0 Por Notired Tlaxcala

Para Laura

Andrea Flores

Al momento de que usted lee estas líneas, dos niñas han desaparecido de sus hogares, ellas jamás volverán a ver a sus familias, nunca volverán a abrazarlos, ni besarlos, jamás pasarán un cumpleaños o navidad a su lado, mucho menos reirán juntos….sus sueños de estudiar una carrera, enamorarse, casarse y quizás formar una familia se terminaron para ellas, el infierno ha empezado, uno del cual sólo podrán salir traumadas o muertas, nada volverá a ser como antes, nunca más.

“Angélica”, era una niña alegre y optimista, vivía en uno de los municipios de la zona sur del estado, de cuerpo menudo, ojos cafés y cara tierna, ella salió de su casa el año pasado, en octubre del 2018, su madre se despidió de ella, la dejó en el colegio y nunca más la volvió a ver.

Historias como ésta son comunes en nuestro estado, dramas que desgarran el alma al conocerlos a fondo, y parte de un problema que hasta el momento no se ha podido resolver.

Pero a quién le importa esta realidad; quién hace drama por eso; quién se desgarra las vestiduras por esas niñas desaparecidas; quién se molesta con los tratantes, con esos hombres sin rostro que deberíamos odiar; quién detrás de un escritorio condena severamente estas acciones, nadie.

Y lo peor, cuándo hemos visto que, un presidente o presidenta municipal recrimine a un tratante de personas, se solidarice con las víctimas de trata, lamente esos hechos, manifieste su descontento, levante la voz, y hasta desde su trinchera condene esos actos.

Nunca…

Sin embargo, hoy, un comentario que vertió el Diputado Fernández Noroña por demás ofensivo en contra de su homóloga, Adriana Dávila Fernández, al tratarla de Bocona e incitar a “que le pongan una chinga la próxima vez que abra la boca”, desató un pequeño show mediático que sólo nos hace ver que acá el que tiene dinero y poder lo logra todo.

Esos shows que nos regala nuestra clase política de me miró feo y por eso te demando, me habló fuerte y me pongo a llorar, me gritó y hago berrinche… esos shows por el que tanto dinero le pagamos a nuestros diputados…y hoy vimos uno más.

Adriana Dávila armó un escándalo, sintiéndose la mujer más ofendida de todo México, “que esto nos sirva de ejemplo” dijo hoy en la conferencia de prensa; su caso debe ser un referente de violencia en contra de la mujer, señaló, pero que desaparezca una niña para ser prostituida por 20 hombres al día eso no cuenta, eso no puede ser referente, eso no es violencia, son circunstancias.

Pero que le digan «bocona», cuidado, que paren las rotativas de los principales diarios del país, que mañana aparezca la noticia en todos los titulares, pues han ofendido a nuestra diputada, que salgan nuestros presidentes municipales y actores políticos a condenar esas infames palabras, que crucifiquen a Noroña, es el diablo.

Usted recuerda, ¿Qué hizo Adriana Dávila cuando estuvo al frente de la Comisión contra la Trata de Personas?, ¿Qué resultado les entregó a los ciudadanos? Acaso, ¿El flagelo disminuyó en la entidad?

El grupo de panistas dobló a Fernández Noroña a disculparse, pero, quién se disculpa con las niñas desaparecidas, nadie, para ellas solo el olvido, que es lo mejor para los políticos sin conciencia.

Y las damas «fifís» -como les dice el Presidente de la República López Obrador, a quien también le ha faltado voluntad para resolver el problema-, ellas desgarrándose las vestiduras, emperifolladas, desde su escritorio, y haciendo crítica absurda.

Al final a quién le ofende que mañana sean otras dos desaparecidas, en fin, ya todos ganaron, Dávila ya tuvo sus disculpas, Noroña su ridículo, una presidenta sus minutos de fama, y para nosotros mejor el olvido de ver tanta porquería junta.