Inquieta estallido nuclear en Rusia

Inquieta estallido nuclear en Rusia

agosto 12, 2019 0 Por Notired Tlaxcala

Personal de inteligencia estadounidense busca entender una explosión que liberó radiación y dejó al menos siete muertos en la costa norte de Rusia, aparentemente durante la prueba de un nuevo tipo de misil de crucero de propulsión nuclear.

Los funcionarios en Washington no han hecho declaraciones públicas sobre la explosión del jueves pasado, posiblemente uno de los peores accidentes nucleares en Rusia desde Chernobil, ocurrido en 1986.

Aunque el estallido es aparentemente a una escala mucho más pequeña que la de hace 33 años, se reportan las muertes de al menos siete personas, entre ellas científicos.

La respuesta lenta y hermética del Gobierno ruso ha provocado ansiedad en ciudades y pueblos cercanos.

También atrajo la atención de analistas en Estados Unidos y Europa, que creen que la explosión podría ofrecer un vistazo a las debilidades tecnológicas en el nuevo programa de armas ruso.

El accidente sucedió frente a la costa del campo de pruebas de misiles en Nenoksa y fue seguido por autoridades, por lo que funcionarios locales reportaron, en un principio, un aumento abrupto en la radiación atmosférica.

Anoche, el instituto de investigación en el que laboraban cinco de los científicos que murieron confirmó por primera vez que un pequeño reactor nuclear había explotado durante un experimento en el Mar Blanco.

Vyacheslav Solovyov, del Centro Federal Nuclear de Rusia, dijo a la prensa local que habían estado estudiando fuentes de energía a pequeña escala con el uso de materiales fisibles y que las autoridades investigaban la causa del accidente.

Sin embargo, funcionarios de inteligencia estadounidenses han declarado que sospechan que involucró el prototipo de lo que la OTAN llama el SSC-X-9 Skyfall.

El misil ha sido elogiado por el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, como la pieza principal en la carrera armamentista de Moscú con Estados Unidos.

Putin ha presumido que el misil puede llegar a cualquier rincón del mundo porque está impulsado en parte por un pequeño reactor nuclear, eliminando las limitaciones usuales de distancia de las piezas que utilizan combustible convencional.

En varios informes recientes del Pentágono y otros informes gubernamentales, la posibilidad de un misil de crucero de propulsión nuclear ruso se ha citado con frecuencia como un posible nuevo tipo de amenaza.

Se lanzan al aire y pueden tejer un camino impredecible a altitudes relativamente bajas.
Eso los hace prácticamente imparables para los sistemas antimisiles estadounidenses existentes en Alaska y California, que están diseñados para interceptar ojivas de misiles balísticos intercontinentales en el espacio, recorriendo un camino en gran medida predecible.

Sin embargo, las primeras pruebas de Rusia del misil parecen fallar.

The New York Times