¿Cómo viven con tantos virus los murciélagos?

¿Cómo viven con tantos virus los murciélagos?

febrero 4, 2020 0 Por Notired Tlaxcala

Son la fuente probable del brote de coronavirus surgido en China. Resulta que tal vez su sistema inmunitario les permite coexistir con muchos virus causantes de enfermedades.

A juzgar por los brotes anteriores de coronavirus, el origen de la cepa de Wuhan que se está propagando en la actualidad, al final podría rastrearse hasta los murciélagos.

Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance, quien ha trabajado en China durante 15 años estudiando enfermedades que primero afectan a los animales y luego a las personas, afirmó: “Aún no estamos seguros de cuál sea el origen, pero hay evidencia contundente que indica que el coronavirus proviene de los murciélagos”. Añadió: “Probablemente se trate de los rinolófidos o murciélagos de herradura chinos”, una especie común que pesa hasta 28 gramos.

En caso de tener razón, esta cepa se sumará a los tantos otros virus que portan los murciélagos. Las epidemias del síndrome respiratorio agudo grave (SRAS, por su sigla inglés) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por su sigla en inglés) fueron ocasionadas por coronavirus de murciélagos, al igual que una epidemia viral altamente destructiva que se presentó en los cerdos.

Un murciélago puede ser portador de distintos virus sin enfermarse. Son la reserva natural de los virus de Marburgo, Nipah y Hendra, que han ocasionado enfermedades y brotes en humanos en África, Malasia, Bangladés y Australia. Se cree que son la reserva natural del virus del Ébola. También son portadores del virus de la rabia, pero en ese caso los murciélagos sí son afectados por la enfermedad.

Su tolerancia a los virus, que supera a la de otros mamíferos, es una de sus muchas cualidades particulares. Son los únicos mamíferos que vuelan, devoran toneladas de insectos portadores de enfermedades y son fundamentales para la polinización de muchas frutas como los plátanos, los aguacates y los mangos. También son un grupo bastante diverso, pues conforman alrededor de una cuarta parte de todas las especies de mamíferos.

No obstante, su capacidad para coexistir con los virus que pueden transmitirse a otros animales, en especial a los humanos, puede tener consecuencias desastrosas cuando los comemos, los comercializamos en mercados ganaderos e invadimos su territorio.

La manera en que transmiten los virus y sobreviven con ellos ha sido una gran incógnita para la ciencia, y las investigaciones recientes sugieren que la respuesta podría residir en la forma en que las adaptaciones evolutivas de los murciélagos que les permiten volar modificaron su sistema inmunológico.

Con información The New York Times